El ministro del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, durante su participación en el XI Congreso Internacional de Educación Superior Universidad 2018, que se celebra en La Habana, Cuba cuyo lema es la Universidad y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, da a conocer a las delegaciones presentes los aspectos más importante de la educación universitaria en la Revolución Bolivariana que garantiza una universidad inclusiva al servicio del país.

Desde el Palacio de las Convenciones de La Habana y con la participación de académicos, investigadores, innovadores y sociólogos de 60 países del mundo, el ministro Roa explica que Venezuela trabaja para lograr la inclusión, aumentar la matrícula y hacer justicia con el pueblo excluido, municipalizado la educación universitaria “la universidad en cada rincón del país”. Agrega la necesidad de tener una universidad ajustada con la realidad. “No podemos tener una universidad aislada o aérea, sino una universidad que se plantee esquemas de desarrollo que apunten a la producción y nos garantice la sostenibilidad de los planes de desarrollo”, refiere.

El Ministro afirma el papel preponderante de la tecnología para fortalecer la educación en el país al servicio de los valores sublimes y supremos: la paz, la democracia y la vida. “Hemos decidido usar la tecnología para romper el cerco económico contra Venezuela y planteado la posibilidad de utilizar una criptomoneda llamada El Petro, para romper con el bloqueo económico”, agrega que esta tecnología invita a todos los centros de investigación de nuestras universidades a estudiarla a detalle.

El encargado de la cartera educativa y científica venezolana, aprovecha la oportunidad para denunciar al mundo la agresión e injerencia del imperio norteamericano contra el pueblo venezolano  que apunta hacia una posible intervención al movilizar sus bases militares en  el vecino país, Colombia. “Bolívar consiguió la independencia y hemos decidido ser un pueblo libre y nadie nos va a decir cómo hacer las cosas, somos los venezolanos quienes debemos resolverlas. Seguimos llamando al diálogo, creyendo en la democracia y las elecciones como mecanismo para elegir nuestros gobiernos y dirimir nuestras diferencias”, afirma.